Cada vez más escuchamos hablar sobre la economía circular: en las noticias, desde las empresas y cualquier persona preocupada por el medio ambiente. En su forma más pura, el término se refiere a un cambio hacia el reciclaje, la reutilización y la reconstrucción, y se aleja de una economía lineal que produce, utiliza y luego tira.

La economía circular se basa en tres pilares interconectados: la oferta de los agentes económicos, la demanda o el comportamiento de los consumidores y la gestión de residuos. Estos pilares se construyen en torno a 10 acciones estratégicas (también conocidas como las “10R”) que permiten tomar acciones concretas en la economía: Rechazar, Reducir, Repensar, Reutilizar, Reparar, Restaurar, Remanufacturar, Reutilizar, Reciclar y Recuperar.
En la última década, a medida que las preocupaciones por la contaminación se han vuelto más importantes, más empresas e individuos han intentado cambiar su comportamiento para apoyar una economía más circular. El reciclaje doméstico es quizás el signo más visible de este cambio, Sin embargo, el mundo empresarial también tiene un papel importante que desempeñar.

Sonepar cuenta con más de 100 centros de distribución en todo el mundo y 3000 delegaciones. Esta red nos brinda una gran cantidad de «puntos de contacto» donde podemos ofrecer a nuestros clientes servicios relacionados con la economía circular.

Como parte de nuestra estrategia de transición energética y sostenibilidad, Sonepar ya invita a todos los empleados a desarrollar iniciativas que reduzcan nuestra huella ambiental: ideas ecológicas que beneficien a todos, así como procesos y prácticas que incluyan a nuestros proveedores, clientes y grupos de interés locales. Recientemente lanzamos un elearning para nuestros 48 000 empleados, que también será completado por nuestros miembros de la Junta, así como por todos los accionistas de nuestra familia.

Para ser actores de la economía circular, las filiales del Grupo deben asociarse con servicios locales de recuperación, reutilización y tratamiento de residuos. Por esta razón, algunos países han establecido alianzas con proveedores para ofrecer a los clientes productos que son más fácilmente reciclables (productos que se pueden desmontar o fabricados con materiales beneficiosos para la cadena de tratamiento de residuos), e incluso a veces un socio de gestión de residuos, quien puede hacerse cargo de los productos al final de su vida útil, con el fin de optimizar la recolección y dirigir los productos a la cadena de tratamiento adecuada.

La distribución de productos genera grandes cantidades de envases, de los que Sonepar es responsable. Esto ha llevado a la introducción de buenas prácticas en cuanto al manejo de este material: reutilización de cartón y embalajes, reciclaje de cartón con la ayuda de socios locales y optimización de envases.

Un claro ejemplo es una de nuestras empresas, Mayflex, con sede en Reino Unido, que inició una revisión con sus proveedores para eliminar los envases de plástico en más de 1.800 líneas de productos industriales, todos de diferente tamaño, forma y peso. Logró en menos de un año más del 90% de los productos, sin aumentar los costos ni afectar la cadena de producción. El mayor desafío fue alentar a los fabricantes a pensar como instaladores eléctricos y asegurarse de que los nuevos modelos de empaque se adaptaran a todos. Combinando la creatividad del fabricante y el trabajo en equipo, se diseñó un nuevo empaque rentable, que ofrece una solución fácil de usar para el instalador, ahorra espacio para el distribuidor y reduce los tiempos de preparación hasta en un 60%. Además, este enfoque innovador permitió la reducción de los desechos plásticos de un solo uso y la cantidad de contenedores de envío en uso, además de generar comentarios muy positivos de todos los socios involucrados.

Otro ejemplo se puede encontrar en el sector de la construcción en Francia. El equivalente a 1.500 millones de euros de producto no utilizado se desecha en las obras cada año, incluidos 390 millones de euros de productos eléctricos. Esta cifra ha llevado a Sonepar France a firmar una asociación con una start-up que promueve la reutilización y reventa de estos materiales no utilizados a sus clientes electricistas, a través de una aplicación dedicada. Este nuevo servicio de pago se ofrecerá a los clientes de la región de París. Sonepar se compromete a convencerlos del ahorro económico del enfoque, además de sus beneficios ecológicos. Para Sonepar, también es una forma eficaz de reducir el stock inactivo.

En Sonepar consideramos imperativo el cambio hacia una economía más circular, por el bien del planeta y las generaciones venideras. Como empresa fundada en la innovación, también vemos la economía circular como una oportunidad potencial, una que señala el camino hacia nuevos modelos comerciales y nuevos servicios que podemos ofrecer a nuestros clientes.

Por ello, Sonepar se compromete todos los días a reducir su huella ambiental para limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 ° C. El Grupo busca desarrollar las mejores prácticas en todos sus sitios para tener una influencia positiva en todas las regiones en las que opera. Nuestro objetivo es convertirnos nada menos que en el abanderado del compromiso eco-responsable y la economía circular.

Philippe Delpech
Ceo de Sonepar

 

MovilidApp
Contacto
Trabaja con nosotros